Cuando el cuerpo no te acompaña y valoras sentirte bien

martes, junio 16, 2015


No voy a hablar de la disconformidad con el cuerpo, no voy hablar de lo superficial o psicológico, no hablaré de mirarse en el espejo y no encontrarse, seguro a varias le ha pasado pero este post no trata de ese tipo de sentimientos, ese de no sentirse acompañada con su cuerpo en lo estético. Últimamente he estado mal de salud, llevo 3 semanas con una gripe o resfriado, algunos doctores dicen que puede ser sinusitis, otros no saben qué es, el asunto es que de licencia medica no hablan pero si de hacerse muchos exámenes para saber qué podría ser. Con eso la dieta para la dislipidemia no sé si ha ayudado mucho a sentirme más o menos débil, pero el asunto es que siento que mi cuerpo no me acompaña últimamente. 
Siempre he sido una mujer muy activa con gran capacidad y fuerza para realizar muchas cosas, nunca había sucedido antes que me sintiera tan cansada, débil y con dolor a todo, tanto así como para llegar a casa y meterme a la cama. Tener tantas ganas de hacer cosas, tener tantas cosas por hacer y sentir que no hay tiempo ni cuerpo que te apañe, es realmente impotente. Tampoco quiero ser mal agradecida, cuando enfermo siempre pienso en mi gente que está peor que yo y se me pasa, así como la Rana Réne que se le pasa todo.:D
Pero dejando de lado la Rana tengo una especie de controversia en mi cabeza, por un lado me importa nada y sigo adelante engañando lo mal que pueda sentirme porque "El vamos que se puede" es actitud y la mentalidad es más fuerte que todo y a veces compro eso de que se puede lograr muchas cosas con tu mente sobre el cuerpo, y a ratos pienso que en verdad eso puede que no sea así y el cuerpo a veces no funca, funciona mal y se maltrata a tal punto que de alguna forma te da señales para que no sigas con el ritmo que llevas... y te dice -"Descansa por favor"-. No sé a que lado de mi cabeza obedecer...
Y porque reflexiono todo esto, pues ayer fue el partido de Chile (Copa America) y mucha gente salio temprano, por no decir que toda la gente salio de sus trabajos a la misma hora y el metro de Santiago colapsó. En todos los años que he viajado en metro, nunca, pero nunca lo había visto colapsado de esa forma, cientos de personas haciendo fila para poder entrar, cientos más esperando entrar al metro, decenas empujando para entrar quedando literalmente como maltratados y apretados. Por otro lado la inconsciencia de la gente es terrible, a muchos no les importa que el metro este lleno, ellos igual quieren entrar a toda costa, pasando a llevar a los que van en este transporte. El tema es que estaba a más no poder, la frecuencia era de un metro cada 10 minutos, lo cual hacia todo más caótico... casi 30 minutos esperando poder entrar al vagón, luego de eso cada detención en las estaciones era eterna y yo ya casi en la mitad de mi trayecto a casa, me comenzó a faltar el aire, todo se puso blanco, comencé a sudar de una forma que me sentía en el polo sur, hasta que ya no pude más y no me pregunten cómo salí del tren pero salí, y en ese momento se me apagó la tv. Luego despierto en un rincón de aquel metro, ya fuera del tren, esperando volver a ver con mis ojos nuevamente, llamando a mi novio que venía en uno de los vagones de algún otro tren próximo. -"Simon, no sé donde estoy pero ven a buscarme"- mis manos temblaban, estaba toda mojada, no veía del todo, me dolía la cabeza intensamente, me costaba hablar y me dolía respirar. Llego mi novio y de pronto me vi en la casa, luego en la ducha y en la cama, no supe más, no desperté hasta hoy. 
Ese desmayo me hizo fatal, toda la gripe que ya no sentía me volvió, me he sonado todo el día y aun me duele respirar. 
Trato de bajar el perfil del asunto, es cierto que cualquiera se desmaya en una situación extrema, más si lleva enferma dos semanas y está tomando medicamentos, pero en serio siento que mi cuerpo no responde a mis exigencias. Y es la primera vez que me pasa en la vida.
Me cuido y quiero mejorar, pero ya son 3 semanas que siento que no he avanzado, sigo débil.
Seguro me van aconsejar dormir, comer bien, hacer cama, etc.
Pero al final solo quiero descansar y poder mejorar...
Ahora es cuando uno toma valor a la salud, cuando algo te duele extrañas lo que se siente cuando no hay dolor, cuando te sientes cansada siempre extrañas la sensación de fuerza, cuando estas enferma extrañas contar con salud. Y es que sin salud no puedes hacer nada bien...
Hoy necesito estar saludable de nuevo y decirle adiós a esta versión de cuerpo que no responde y no me acompaña como antes.
¿Se han sentido así?

PD: La planta de la foto la veo a diario cuando voy llegando al trabajo, me llama la atención las manchas color lila que tiene :D me da curiosidad

You Might Also Like

0 Comments

Subscribe