Decidí subirme a la bicicleta

martes, marzo 24, 2015


"Hoy estoy optando por un viaje a casa más sano y sin toqueteos raros y sudor ajeno en el metro, con #bikesantiago

...

Los primeros días parecía gorda lechona tratando de escalar el volcán Villarrica, daba pena, sudando la gota gorda y con casi ataque de asma, eso si,  le puse bastante empeño.
En cualquier momento me daba un ataque al corazón, en serio di bastante jugo, y para que hablar del sudor. Todos me pasaban con sus bicicletas todas pros, haciendo malabares con las rueditas y con esa velocidad en el rostro creyéndose actor de "Rápido y furioso". Y ahí yo, a penas, esforzando toda mi integridad como quien va a parir arriba de la bicicleta.
Entre pedaleo y pedaleo parí unos cuantos retoños, pero sobreviví para contar la historia, 
y ahora..
 ..soy feliz andando en bicicleta...

...

Ya llevo una semana cumplida desde que me subí a la bici, comencé a retornar a casa de una forma más sana, alejada del metro, de la gente, del sudor ajeno y del roce de pechito con pechito, potito con potito, esa manera tan "digna" de andar en el metro de Santiago, donde los Santiaguinos llegamos rápido a nuestros hogares y trabajos pero al costo de andar como sardinas.
En fin, desde que vi las #bikesantiago en muchas partes, me decidí a inscribirme de forma inmediata, no lo pense más y entregue mi tarjeta firmando sin si quiera mirar el contrato, USTED NO LO HAGA!!!!, 
Cualquiera puede contratar el servicio de este proyecto urbano, se puede pagar con cualquier tarjeta una cuota mensual de aproximadamente 5 mil pesos chilenos y, va poder andar una hora,  si usan la  tarjeta PAT, y 30 minutos, con cualquiera otra, entre estación y estación al infinito y más alla. 

Debo reconocer que la primera vez me dio mucho miedo, terror, desde el 2006 que no me subía a una bicicleta, mucho tiempo para alguien como yo, así que parecía niña chica aprendiendo a andar en su bicicleta nueva, todo un espectáculo callejero, pero el cuerpo tiene memoria y con los días todo se dio de forma natural.
Desde el primer día ando más contenta, el hecho de estar haciendo algo con tu cuerpo no tiene precio, dejar el metro atrás y sentir el viento en tu rostro es algo que me ha motivado mucho, casi me siento bendecida.
Así que cada día me convenzo más de que subirme a las dos ruedas de la bicicleta, ha sido la mejor decisión que he tomado en este último tiempo.

Me demoro aproximadamente 40 minutos en llegar a casa, lo mismo que me podría demorar en metro, en una hora de punta.
Así que vale totalmente la pena.
Para los que no tienen bici y viven en Santiago les recomiendo 100% este nuevo proyecto urbano www.bikesantiago.cl
No olviden usar casco, antes quebrada que tonta de por vida.
¡Alguna de ustedes es una #bikegirl?



You Might Also Like

2 Comments

  1. Creo que esto de la bikesantiago es una iniciativa re wenaaa!!! una de las mejores ideas que se han materializado, por fin....
    A mí me encantaría andar en bici, pero vivo en Coyhaique y no tengo bici (aún)... tengo muchas ganas, pero me da un miedo terrible, a los perros, a los autos, y como tú haces años que no me subo a una bici!
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga, yo también moría de miedo pero con harto cuidado casco y viendo tus rutas seguras, seguro te cambia la vida..... muack

      Eliminar

Subscribe